Domingo, 01, Oct, 9:21 AM

Fuente: www.pichilemunews.cl – 12.09.2023
- Club de básquetbol pichilemino -cuyas semifinales y final se jugaron el domingo 10 en el Gimnasio local- logró el primer lugar, Club de Básquetbol “Pumas” de Peralillo, vice campeón; y Club de Básquetbol “Marchigüe”, en tercer lugar.

Club de Básquetbol “Lobos de Mar” de Pichilemu está saboreando aun la alegría y satisfacción del campeonato logrado de la Liga Provincial de Básquetbol de Cardenal Caro, que se inició el pasado 16 de junio y que culminó el domingo recién pasado.
En el torneo participaron cuatro clubes de la provincia Cardenal Caro: Club “Marchigüe”, Club “Grinch” de Navidad, la “Estrella Basket” de La Estrella y “Lobos de Mar” de Pichilemu; y cuatro clubes de la provincia de Colchagua: “Master Poli” de Santa Cruz y “Pumas” de Peralillo.
Torneo organizado por Luis Morales, Fundación SWAT y Ferretería “Vidal”, de la comuna de Marchigüe.
La información la proporcionó Patricio Reyes, profesor de Educación Física, jugador y entrenador de los campeones; quien, además, es uno de los principales impulsores de este nuevo renacer del básquetbol en Pichilemu, después de varios intentos en el tiempo de establecer este deporte, como una más de las disciplinas que practiquen niños, juventud y adultos.

Presente etapa
La presente etapa viene desde unos años a la actualidad trabajando, primero, con adultos y realizando encuentros amistosos para difundir el deporte; hasta lograr constituir la Liga Provincial de Cardenal Caro con invitación de dos clubes de la provincia de Colchagua.
Todo esto, señaló Reyes, ha contado con el apoyo de la Oficina de Deportes de la Municipalidad pichilemina, de sus autoridades, las que han dado las facilidades y uso de la infraestructura del gimnasio municipal que cuenta con parquet- el único en la provincia- tablero electrónico, todo lo cual beneficia la práctica de este deporte. Y donde se jugaron las semifinales y finales, el domingo pasado.

Los campeones
Consultado por la nómina de jugadores del club campeón, el DT Reyes, señaló: “Ellos son: Carlos Álvarez, Sebastián Salazar, Jermey Moya, Benjamín Pozo, Amaro Mansilla, Gabriel Valenzuela, Lucas Ñancul, Dorean Olave, Franco Cornejo, Dalton Rodríguez, Julio Turchan, Luis Bravo (jugador y presidente del club), y Patricio Reyes (jugador y entrenador)”.

¿Algún jugador que se haya destacado en forma especial?
“Más que destacar a un jugador en especial, yo destacaría que el club de básquetbol “Lobos de Mar” participó solo con jugadores de Pichilemu, sin utilizar refuerzos externos al club y matizando entre jugadores adultos y jóvenes, de los cuales en su gran mayoría han sido formado por el club”.

Sin duda que eso es un gran orgullo y muy valorable le acotamos, al tiempo que le contamos a Patricio Reyes que, en el pasado, desde varias décadas diferentes clubes locales y fanáticos del básquetbol, no así profesores, intentaron crear semilla en este deporte; pero sin lograrlo. Solo “chispazos”. Así las cosas, ¿qué se siente después de estos años, cuando se están viendo resultados, satisfacciones, y formación de otras categorías?, ¿sigue trabajando solo o se han sumado otros profesores?
“El constante esfuerzo del club por formar jugadores en un marco de respeto, responsabilidad y vida sana, hoy comienza a dar frutos en lo deportivo, ya que hoy nuestra comuna tiene jugadores que están participando de ligas importantes fuera de nuestra comuna, como lo son; Benjamín Pozo (19 años), jugando bi nacionales, Liga de Desarrollo y Metro Basket, Jeremy Moya (20 años), Metro Baket y Dorean Olave (17 años), jugando pre Domani y Metro Basket, torneos muy importantes a nivel nacional.
Por otra parte, el club comienza a formar sus categorías inferiores tanto en damas como varones y ya comienzan a jugar sus primeros encuentros con otras comunas, esperamos seguir recibiendo el apoyo necesario de las autoridades para poder entregar a nuestros niños, niñas y jóvenes, espacios deportivos de calidad, donde se respete al niño y niña en su plenitud y utilizando su tiempo libre en actividades que le enriquecerán para la vida.
Bueno, es señalar que en esta tarea contamos con otros entusiastas, como lo son cuatro entrenadores calificados para ello, Elizabet Avendaño, profesora de Educación Física y entrenadora de básquetbol, José Patricio Reyes, profesor de Educación Física, entrenador de básquetbol y director deportivo del club, Pablo Espinosa, técnico deportivo y entrenador de básquetbol y Gustavo Espina, egresado de pedagogía de Educación Física y entrenador de básquetbol.
Con ellos estamos enfocados como club en formar todas las categorías menores, desde los 5 años a adulto. Ya tenemos formadas las categorías U13, U15, U17 y adulto en varones. Formadas las categorías U 7, U 9 y U11 mixtas, pero aún dependientes de la oficina de deportes, en tanto las categorías U13, U15 damas, ya comenzó a trabajar el viernes 8 de septiembre, aún con pocas integrantes y formando la U17 y adultas también en damas”.
Nuestro propósito es desarrollar en los niños y niñas, la personalidad, la auto estima, un concepto de sí mismo positivo, el respeto por ellos y por los demás, a medida que crecen y toman el gusto por el deporte del básquetbol, dependiendo de las categorías, queremos comenzar a participar de encuentros pre mini (entre 6 y 10 años), competencias mini, juveniles y adultas. Hoy en día, el crecimiento del básquetbol ha sido considerable, y vemos la necesidad por entregar estas posibilidades de practicar y competir sin olvidar el fin último del deporte: "divertirse" y acortar la gran brecha que se evidencia con otras comunas de otras provincias, como Cachapoal, Colchagua, entre otras, y que es la falta de competencia”.

¿Cómo es que surge este interés formativo más allá de su labor de profesor de Educación Física, que es más bien -según recuerdo- una actitud y disposición de los profesores normalistas, que ya prácticamente no hay en ejercicio?
“El objetivo inicial de mi motivación no fue formar basquetbolistas propiamente tal, sino que me di cuenta con el paso del tiempo, que el básquetbol era una herramienta muy útil para motivar a niños y niñas a mejorar su conducta, su auto estima, su hiperactividad, que le generaban constantes problemas disciplinarios en el colegio, exigir mejorar su rendimiento académico y disciplinario, como condicionante a participar en los entrenamientos.
Hasta la fecha, ha sido una gran herramienta, que me ha permitido ayudar de alguna forma. En algún momento, se generó la necesidad de dar un paso más, crear nuestro club de basquetbol, cosa que hicimos con el tremendo apoyo de su presidente, Luis Alberto Bravo Díaz, el hoy exalumno y ahora amigo de la vida, el tesorero del club, Carlos Álvarez Díaz, ente otros. Se ha generado un grupo de aficionados al básquetbol que a pura porfía nos hemos mantenido firmes en la convicción de hacer un aporte al básquetbol local y por qué no, regional, sin darnos cuenta de lo que habíamos generado, los comentarios de otros entrenadores, el interés por venir a participar con nosotros, el reclutamiento de otros clubes de algunos de nuestros jugadores, no hizo mirar hacia atrás y darnos cuenta de los pequeños pasos que hemos dado, hoy con la motivación de mi pequeño hijo, amante de este deporte ("un tanto obligado") y el de los hijos de algunos de nuestro jugadores que ya están entrenando desde hace alrededor de 2 años. Niños que comenzaron a los 6 o 7 años y que me alienta a seguir con la motivación para que estos pequeños tengan la oportunidad de desarrollarse en el deporte y en la riqueza social que esto me ha entregado en lo personal.
Además, la presión de muchos jugadores y jugadoras del Colegio “Divino Maestro” en el cual trabajo, que piden las instancias de entrenar más y competir, suma a lo que hoy día estamos anhelando. Estamos llegando a alrededor de 200 personas en torno a este deporte y un entrenador no es suficiente. Es por eso, que después de mucho pensarlo, con el temor de si resultará o no, en constantes conversaciones con Luis Bravo -Presidente y jugador- y otros socios del club, si a alguien más le interesaría sumarse a esta loca idea, invitamos a Elizabeth Avendaño, Pablo Espinosa y Gustavo Espina, profesionales que ya nombré y que aceptaron ser parte de este equipo de trabajo. Todos los cuales queremos seguir creciendo y enseñando a nuestros niños, niñas y jóvenes, sin olvidar que son niños, que están aprendiendo y que todos tienen diferentes aptitudes y tanto los hábiles, como los no tanto, tienen el derecho a ser felices y a jugar, porque ese es el fin del deporte, solo jugar y divertirse”.

La convicción que nos da a conocer Patricio Reyes, como del apoyo señalado y del gran aporte que representa este equipo que se ha formado no solo da esperanza de más niños, jóvenes mejor formados como personas, sino satisfacciones y logros para la comuna en que están insertos. Y que, como lo han logrado algunos jóvenes, ya están jugando en equipos a nivel regional y nacional, todo lo cual merece aplausos y felicitaciones a los campeones y a sus formadores. ¡Y por todo lo que viene en el futuro!

Fotografías: PR/Club de Básquetbol “Lobos de Mar”.