Lunes, 17, Jun, 6:36 PM

Fuente: www.pichilemunews.cl – 30.05.2024
- El titular es el resumen “más suave” de todas las reacciones de impotencia tras oír en forma íntegra el audio del programa “Comunidad en Alerta, juntos somos más”, de la Junta de Vecinos “Playa Hermosa” que se transmite en Radio Entre Olas FM.
- Parte de la comunidad se pregunta si -aparte de la negligencia, ineficacia, la inacción, desidia- hay indicios de corrupción, lo que -de ser así- tarde o temprano saldrá a la luz … Llama la atención y resulta hasta sospechoso que ningún concejal le haya dado un minuto a este problema. Pareciera que -en su rol de fiscalizador- no es tema.
- De acuerdo con lo señalado por la abogada Isabel Riquelme, no cabe otra cosa que la Junta de Vecinos Playa Hermosa siga actuando eficazmente en este caso y presente una acción paralela por notable abandono de deberes, ante la instancia pertinente. ¡Así de simple …!

En efecto, ahí en su última edición radial, la dirigente y conductora María José Mauro, junto a la abogada Isabel Riquelme dieron a conocer la grave situación que existe en la defensa de un terreno municipal -que es área verde- y que inescrupulosos pretenden -con títulos recientes- construir en terrenos que son municipales e inscritos desde los años ’60.
El terreno indicado -que está actualmente en disputa judicial- en el sector del cabezal sur del aeródromo, está ubicado en la calle Guillermo Tell y corresponde a un terreno que efectivamente era de José Bianchi Molinari; pero que fue entregado a la Municipalidad de Pichilemu, cumpliendo con la Ley General de Urbanismo y Construcciones, LGUyC, en lo que respecta a las obligaciones de todo loteador (Art. 70), que dispone que un porcentaje del terreno a lotear debe considerar calles, avenidas, pasajes, áreas verdes, zonas de equipamiento comunitario. Todo lo cual, mediante escrituras fue inscrito en los años ’60, en el Conservador de Bienes Raíces.

Área Verde
Pues bien, después de 45 años, el terreno mencionado fue reinscrito con argucias y leguleyadas hace poco tiempo atrás, por Daniel Parada Aliaga y/o Eluney Spa – que son lo mismo- y luego de eso, logró que el municipio a través de la DOM emitiera “Permiso de Construcción” para que en esos terrenos construyeran unas canchas.
Todo ello, después que dirigentes vecinales -con bastante antelación- entregaran la información que esa área verde era municipal y estaba debidamente inscrita en los años ’60 en el Conservador de BB.RR. Pero en una actitud que no se puede catalogar de otra manera, soberbia, y “muy sospechosa” como diría el Bombo Fica, hicieron caso omiso a la colaboración gratuita de los dirigentes.
Cabe precisar que, en un principio la DOM negó el Permiso de Construcción, ante lo cual los afectados recurrieron a la Contraloría, organismo que, sin tener todos los documentos a la mano, ordenaron entregar el Permiso de Construcción.
Y, con los permisos en mano, ni cortos ni perezosos instalaron cerco e iniciaron obras -el 28 de agosto de 2022- hasta que los vecinos de Playa Hermosa, a través de su Junta de Vecinos reaccionaron en defensa del mencionado terreno, lo que -desde un principio- debió hacer el municipio.
A raíz de las acciones judiciales iniciadas por la Junta de Vecinos de “Playa Hermosa” -el 9 de mayo de 2023- el alcalde Cristian Pozo -por la fuerza de la razón- debió asumir acciones postreras de defensa; pero -como ya se conoce- NO SE HAN HECHO BIEN.

¿Qué pasará ahora?
Con los pocos días de plazo que mencionó la abogada Isabel Riquelme, se requieren acciones rápidas, urgentes, pero -a la vez- hechas por un abogado competente, con expertise, con experiencia.
Hay abogados y el alcalde Pozo los conoce, la comunidad también.
En otras palabras, SE NECESITA QUE EL MUNICIPIO ACTÚE AHORA Y BIEN.

Para eso se les paga, religiosamente y bien, por lo demás.
De no ocurrir así, la comunidad podrá tener otro elemento de juicio a la hora de concurrir y cumplir con su deber en las elecciones de alcalde y concejales de octubre próximo.
En efecto, todas estas malas acciones deben ser recordadas al momento de votar y, nosotros que hemos estado desde el día uno apoyando y denunciando las negligencias, desidia e ineficacia de autoridades y profesionales municipales, seguiremos en ello. Pues no seguiremos apoyando a autoridades que -coludidos o no- han permitido que terrenos municipales, bienes nacionales de uso público, como fiscales, con su actitud cómplice sigan desapareciendo como ocurrió con uno de los casos más vergonzosos: el Parque “San Antonio” que -de la noche a la mañana- se convirtió en Condominio “Parque San Antonio” en la gestión del alcalde Roberto Córdova.
No es el único caso, se han perdido tramos de calles en varios sectores del radio urbano y las autoridades -alcaldes y concejales- han mirado para el lado ….

Fotografías: JJ.VV. “Playa Hermosa”.