Domingo, 03, Mar, 10:51 PM

Fuente: El Rancagüino online – Por: Ximena Mella – 08.02.2024
- El gerente regional de la sanitaria Víctor Hugo Bustamante indicó que estas obras se basaron en mejorar la producción, mientras que para este año 2024 se espera que siga un potente plan de inversión basado principalmente en el sustento y mejoramiento de las redes de distribución.

La sanitaria ESSBIO realizó durante 2023 diversas obras para aumentar la producción de agua potable, con la construcción de 17 nuevos pozos, además de mejorar la captación de aguas servidas mediante la ampliación de plantas y sistemas de filtración, entre otras acciones. Fueron en total $28.179 millones invertidos de los cuales más de $6.640 millones se destinaron a obras de sequía y resiliencia.
Sobre ello conversamos con Víctor Hugo Bustamante, gerente regional de ESSBIO quien calificó como exitoso y positivo el plan de ejecución correspondiente a 2023. “Nuestro foco estuvo en ir cerrando algunas brechas que hemos tenido en el servicio de distribución de agua potable y recolección de aguas servidas, con obras que nos permiten, por una parte, mejorar presiones, pérdidas de agua, disminuir discontinuidades de servicio y clientes afectados por algún corte de agua. En tanto, en alcantarillado las obras permiten disminuir emergencias por rebases de aguas servidas, asegurando la calidad y continuidad del servicio”, especifica.
Además, resaltó que esta región es la que tiene más inversión por cliente dentro de toda la compañía cuyas operaciones abarca un total de cuatro regiones. “Esta ejecución local de los recursos, nos permite una mayor resiliencia como compañía para poder enfrentar los efectos de la sequía y el cambio climático”. Prueba de ello, asegura, fueron los temporales de mitad de 2023, donde “esta región tuvo una continuidad y calidad del servicio al 100%. Mientras que la ampliación de las plantas de aguas servidas nos da sostenibilidad para el crecimiento de las ciudades en el mediano y largo plazo”, según manifiesta el representante regional de ESSBIO.
Todo el plan de inversión del reciente año que se fue se cumplió a cabalidad, asegura Bustamante, lo cual se explica por contar con buena capacidad y gestión en su ejecución. “Esto impacta positivamente en la percepción y en la calidad de servicio que reciben nuestros clientes. En 2023 en la región incrementamos un 7% la satisfacción neta de los clientes por encuestas de servicios y de igual forma disminuimos casi 20 puntos la tasa de reclamos, lo cual nos dice que estamos haciendo las cosas cada vez mejor”.
-¿Han renovado la infraestructura local?, ¿las redes de distribución se deben ir renovando? Así es. En 2023 renovamos 23 mil metros de red lo cual tiene un efecto directo en mejorar discontinuidades y la presión en Rancagua, San Fernando, Peumo, Pichilemu, Machalí, Codegua, Santa Cruz, Graneros y La Punta. Al hacer el plan de inversiones ubicamos los puntos donde estamos con bajas presiones, dónde hay más reclamos por cortes de agua al romperse las matrices, y en función de todo esto elaboramos el plan anual. Cabe destacar que solo en esta región fueron 23 mil metros siendo que en toda la compañía (en 4 regiones) la meta eran 50 mil metros, es decir, casi la mitad fue en la región de O’Higgins, siendo que representamos el 25% del total de clientes de ESSBIO. (266.356 clientes en esta región). Y revisando el plan de inversión de este año se viene el cambio de 27 mil metros de redes en 25 comunas de esta región lo que trae consigo todo un trabajo comunicacional previo, de contacto con las autoridades y las comunidades.

ABORDANDO EMERGENCIAS
-En cuanto a la contingencia, ¿cómo han abordado y gestionado las emergencias, especialmente las de tipo climática?
Contamos con una estructura para abordar las emergencias que abordamos desde esta región hacia el resto de la compañía, es decir, en las cuatro regiones donde operamos. Así tenemos claro los roles y funciones de cada uno de los integrantes del equipo y a su vez, la coordinación con los grupos de interés, como los municipios o los organismos públicos de emergencia. Esto implica todo un trabajo comunicacional que en emergencias pasan a depender de la gerencia regional. Esto se vio en junio-agosto pasado en que nos estuvimos comunicando con las autoridades y las comunidades.
En una emergencia como en la del invierno pasado, los clientes buscan primero estar comunicados, que no se interrumpa el suministro y que, ante una discontinuidad, la solución sea rápida. En nuestro caso sí tuvimos plantas detenidas por esa emergencia debido a la turbiedad, pero como estamos muy bien preparados no tuvimos ninguna discontinuidad y el cliente no lo notó.

-Y pensando en lo que sucede con el cambio climático, ¿cómo se encuentra la región en cuanto a abastecimiento de agua?
Al día de hoy muy bien. La capacidad operativa se ha incrementado en un 10% a 12% en los últimos 2 o 3 años. Estamos con un sistema muy robustecido como el sistema Rancagua-Machalí donde construimos 17 pozos adicionales, incrementando en más de un 25% la capacidad operativa. Y en Pichilemu cuya situación al 2019 era muy crítica debido a la sequía, estamos haciendo varias obras dentro de la planta, mejorando la capacidad productiva, entre otras acciones. Este verano no tendremos ningún problema, siendo que en las últimas semanas hemos tenido alta demanda por las altas temperaturas.

CANALES DE COMUNICACIÓN
-¿Cuál es hoy la comunicación entre el cliente y empresa?, ¿cómo se ha mantenido en una era que es prácticamente digital?
Contamos con diversos canales de atención, WhatsApp, página web, fono clientes, etc. Estamos migrando a canales no presenciales para atención a clientes. Contamos con una treintena de oficinas en la región donde tenemos atención virtual y tótems de auto consulta en el caso de querer saber el saldo o estado de boleta. Por regulación debemos contar aún con atención presencial. Hicimos un piloto en pandemia con atención virtual entre el cliente y el ejecutivo a través de una pantalla que funcionó muy bien. Las personas que vienen presencial a la oficina lo hacen generalmente por cobros de boleta mal hechos, ellos quieren entender bien y que una persona lo haga.

SOSTENIBILIDAD
Durante el año pasado, explicó Víctor Hugo Bustamante, ESSBIO logró visibilizar el trabajo realizado hasta ahora en materia de sostenibilidad. “La Global Real Estate Sustainability Benchmark (GRESB) nos reconoció como una de las mejores sanitarias en América en el índice mundial de sostenibilidad y gobernanza”, valoró.
En cuanto al trabajo con las comunidades, un nuevo año sumó su campaña de educación ambiental “ECOBRIGADA” dirigida a escolares y que busca potenciar el uso y cuidado eficiente del agua y del medioambiente, así como también con el programa “Toma la Sartén por el Mango”, que promueve el reciclaje del aceite doméstico para producir biocombustible, obtuvo el Premio Territoria Circular 2023, en la categoría colaborativa.
“Mientras que el trabajo realizado en equidad de género también logró visibilidad fruto de la política que hemos desarrollado para promover una cultura de equidad e inclusión. Por eso fuimos reconocidos por RedMad Complementariedad de género, logramos la rectificación de la norma 3262 en Sistema de Gestión de Igualdad de Género y Conciliación de la Vida Laboral, Familiar y Personal, por parte del Ministerio de la Mujer. El gerente general de la compañía, Cristian Vergara, fue invitado a La Moneda a exponer experiencia de ESSBIO en la implementación de la norma 3262”, resaltó Bustamante.

Fotografías: El Rancagüino