Martes, 16, Jul, 4:30 PM

Fuente: www.pichilemunews.cl - 16.11.2023
- Corresponde a la Hijuelación del Fundo Sucesión Gaete, realizado originalmente en 1897, aunque la copia está datada en 1911 y pertenecía al ex secretario municipal Carlos Rojas Pavez. Tras acogerse a jubilación después de ejercer casi treinta años, fue electo en 1967 y ejerció hasta 1971.
- Ya retirado y estando radicado en Santiago, lo obsequió al autor de estas líneas (de introducción), en los años ’80, cuando gestionamos los derechos para seguir editando el periódico “Pichilemu”.

Con los vaivenes del tiempo, dicho plano -según artículo que nos llega de parte del medio de comunicación “El Marino”- este plano terminó en manos municipales, aunque tememos por el destino final, por cuanto distintas autoridades municipales -en el transcurso del tiempo- han dejado perder calles y terrenos que son Bienes Nacionales de Uso Público, propiedades municipales, que aún están en manos de privados. Y, por cierto, también diversos planos de Loteos, Escrituras e Inscripciones donde -el suscrito y el donante- los han encontrado.

Textual
El alcalde Cristian Pozo Parraguez presentó públicamente un invaluable tesoro histórico para Pichilemu: un plano fundacional datado en 1911, donado por Antonio Saldías González, vicepresidente de la Fundación Cultural Región de Colchagua. Este plano, conocido como el "Plano del Fundo Sucesión Gaete en Pichilemu. Hijuelación", es una reproducción de un documento original de 1897 que se encuentra extraviado.
La historia detrás de este plano es tan fascinante como su contenido. Propiedad de Saldías desde la década de 1980, fue legado a él por su hermano Washington Saldías González, ex concejal de Pichilemu, quien a su vez lo había recibido de Carlos Rojas Pavez, alcalde de la comuna entre 1967 y 1971.
Este documento es mucho más que un mapa antiguo; representa la planta urbana fundacional de la ciudad de Pichilemu, siendo un tesoro histórico y patrimonial de incalculable valor. Refleja el compromiso de nuestra fundación con la preservación y promoción de la cultura local.
Durante la ceremonia de entrega, Antonio Saldías resaltó la importancia histórica del documento y expresó su gratitud al alcalde Pozo por el apoyo brindado en la restauración del plano fundacional. Además de Saldías y Pozo, estuvieron presentes los concejales Danilo Robles y Sofía Yávar.
La labor meticulosa de restauración estuvo a cargo de Marcela Candia, una experimentada conservadora-restauradora especializada en obras sobre papel. Su trabajo permitió devolver al plano su legibilidad original y su integridad física, sin embargo, preservando las marcas del paso del tiempo, un recordatorio tangible de la historia de Pichilemu.
El esfuerzo conjunto entre la municipalidad y nuestra Fundación ha permitido rescatar y preservar este valioso patrimonio, asegurando que las generaciones venideras puedan apreciar y aprender de la rica historia de esta comuna costera.

Fotografías: El Marino