Martes, 16, Jul, 4:22 PM

Fuente: www.pichilemunews.cl – 06.07.2024
- Gracias a gestión de directivos de la Fundación Región de Colchagua, el Consejo de Monumentos Nacionales, CMN, incorporó las “piedras tacitas” de El Copao en registro de Monumentos Arqueológicos.

“Como un logro significativo para la preservación del patrimonio cultural de la zona”, declaró la Fundación Región de Colchagua al informar del logro conseguido: la incorporación de las piedras tacitas de El Copao, ubicadas en la comuna de Pichilemu, en el registro de Monumentos Arqueológicos del Consejo de Monumentos Nacionales.
El comunicado señala más adelante que “esta gestión, iniciada en mayo de 2023, ha sido impulsada por el presidente de la Fundación, Diego Grez Cañete, y el vicepresidente, Antonio Saldías González”. Acto seguido, precisó que la Fundación realizó una solicitud formal en mayo de 2023 para que las piedras tacitas de El Copao fueran reconocidas como monumentos arqueológicos.
Para ello, Diego Grez Cañete y Antonio Saldías González visitaron el lugar, obteniendo fotografías que complementaron el informe elaborado con los antecedentes necesarios; los que fueron remitidos al Consejo de Monumentos Nacionales y recibieron una respuesta favorable de la oficina técnica de la región de O’Higgins.
Posteriormente, en sesión del 27 de marzo de 2024, el Consejo de Monumentos Nacionales declaró: “El Sr. Diego Grez Cañete y el Sr. Antonio Saldías, presidente y vicepresidente de la Fundación Región de Colchagua, por Oficio N° 5 del 29.05.2023, solicitan que se incorpore a los registros del CMN bajo la categoría de MA a las piedras tacitas de la localidad de El Copao, comuna de Pichilemu, Región de O’Higgins (Ingreso CMN N° 3369 del 29.05.2023). Este Consejo toma conocimiento del informe, antecedentes y georeferencia del sitio El Copao. Se acuerda incorporar al catastro de sitios arqueológico del CMN la información proporcionada y oficiar al solicitante en respuesta a su contribución al resguardo de estos MA”.

Importancia de las piedras tacitas de El Copao
El comunicado, prosigue: “Las piedras tacitas de El Copao, situadas al sur de Ciruelos, representan un valioso testimonio de la vida de los antiguos cazadores recolectores de la zona central de Chile, con una antigüedad de más de 10,000 años. Estas piedras, que presentan siete oquedades redondas con un diámetro promedio de 18 centímetros y una profundidad variable entre cinco y diez centímetros, han despertado el interés y la dedicación del vicepresidente Antonio Saldías González.
“A pesar de las alteraciones sufridas en su entorno en los últimos años, este sitio histórico sigue siendo un importante vestigio de la historia prehispánica de Chile. Sin registros arqueológicos previos en la zona, la investigación sobre las piedras tacitas de El Copao sigue siendo un desafío que la Fundación está decidida a abordar.

Un futuro prometedor para el patrimonio arqueológico
“El compromiso de la Fundación Región de Colchagua, y en particular del vicepresidente Antonio Saldías González, en la protección y difusión del patrimonio arqueológico, es fundamental para lograr estos objetivos. Gracias a su labor y dedicación, se está logrando visibilizar y preservar las tacitas de El Copao. El presidente Diego Grez Cañete expresó su alegría por este importante reconocimiento, destacando la relevancia de proteger y valorar nuestro legado cultural.
“La Fundación continuará trabajando en colaboración con la Municipalidad de Pichilemu y otras entidades para poner en valor estos monumentos. Esta iniciativa no solo busca preservar el patrimonio local, sino también fomentar el respeto por nuestra historia y generar oportunidades para el turismo cultural en la región.
“El pasado ancestral de El Copao merece ser conocido, respetado y admirado como parte esencial de nuestra identidad. Con el apoyo de la comunidad y las autoridades, la Fundación Región de Colchagua seguirá promoviendo la conservación de nuestro valioso patrimonio arqueológico, asegurando que las generaciones futuras puedan disfrutar y aprender de estos testimonios históricos”.

Fotografías: Fundación Región de Colchagua