Lunes, 17, Jun, 7:49 PM

Fuente: www.pichilemunews.cl – 12.09.2023
Investigadores de la casa de estudios desarrollarán un proyecto para la conservación de estos ecosistemas, generando herramientas biotecnológicas sustentables en beneficio de la zona.

Cinco humedales de la Región de O’Higgins ubicados en las comunas de Pichidegua, Las Cabras y Pichilemu serán monitoreados por investigadores del Instituto de Ciencias Agroalimentarias, Animales y Ambientales (ICA3) de la Universidad de O’Higgins (UOH), debido a los cambios que están sufriendo por la expansión de zonas urbanas en torno a ellos y por la contaminación de sus afluentes, afectando gravemente su ecosistema.
Los humedales son esenciales para el equilibrio ecológico, la biodiversidad, el ciclo del agua y el bienestar humano. Su conservación y manejo sostenible son fundamentales para garantizar la salud de los ecosistemas y la calidad de vida de las comunidades que dependen de ellos. Sin embargo, se han visto amenazados por el desarrollo inmobiliario, el cambio de uso de suelo, la agricultura, los desagües de aguas negras o grises, la introducción de especies exóticas e invasoras y la alteración del ciclo del nitrógeno. Pero la mayor amenaza sin duda, han sido los efectos del cambio climático que han causado una pérdida del 35% de humedales a nivel mundial.
Por esta razón, un grupo de investigadores de la UOH, liderados por la Médica Veterinaria y Doctora en Ciencias Silvoagropecuarias y Veterinarias, Gemma Rojo, trabajarán durante tres años en un proyecto que diseñará e implementará un Laboratorio de Ecosistemas de Humedales y desarrollará herramientas biotecnológicas que apunten a la remediación de estos ecosistemas.
“Lo que ya estamos haciendo es tomar muestras de microrganismos como bacterias o algas y monitoreando organismos como peces, anfibios, aves e incluso algunos mamíferos, en fin, recogiendo información de todo lo vivo que esté relacionado con humedal, con el fin de levantar información y poder generar cambios positivos a favor de la flora, fauna y ecosistema de la zona”, señala la coordinadora de la iniciativa.
“Esta tarea permitirá cuidar los humedales situados en la zona rural, dar un mejor uso a su riqueza natural y generar cambios positivos para su preservación. Trabajaremos en generar soluciones a problemáticas ambientales importantes, aplicando nuevas tecnologías e intentando disminuir los costos para hacerlo más accesible”, comenta Rojo.

¿Por qué son tan importantes los humedales?
Los humedales albergan una diversidad única de especies de plantas, animales y microorganismos adaptados a entornos acuáticos y terrestres. Actúan como filtros naturales, atrapando sedimentos, nutrientes y contaminantes del agua que fluye a través de ellos, esto mejora la calidad del agua y previene la contaminación. Además, éstos desempeñan un papel crucial en el ciclo hidrológico al almacenar agua durante las épocas de lluvia y liberarla gradualmente durante las sequías.
Los humedales también actúan como esponjas naturales que absorben el exceso de agua en momentos de lluvias intensas, reduciendo el riesgo de inundaciones en áreas cercanas. “Algo especialmente valioso considerando las emergencias climáticas que hemos vivido este último tiempo, por eso resulta necesario saber el comportamiento de los humedales y contar con tecnologías idóneas” indica la académica.
El proyecto; financiado por el Gobierno Regional de O’Higgins a través del Fondo de Innovación para la Competitividad y su Consejo Regional; considera la toma de muestras de los lugares de análisis, su estudio pormenorizado y su posterior implementación.
La iniciativa también cuenta con el apoyo del Ministerio del Medio Ambiente. “Esta es una oportunidad para llevar a cabo una labor que no tan sólo permite investigar y desarrollar tecnologías en el territorio, sino que también hacer un trabajo integral donde la comunidad cumple un rol fundamental en la protección de estos ecosistemas”, comenta la Seremi de Medio Ambiente, Giovanna Amaya.
Es lo que se llama ciencia ciudadana, ya que es la manera de formar comunidades más especialistas respecto a la protección de ecosistemas. En este desafío podrán participar habitantes de las comunas de estudio, los que tendrán la oportunidad de elaborar una toma de muestras y su correspondiente análisis.
Todos los humedales tienen características únicas que permiten disfrutar de una variedad de servicios ecosistémicos. Gemma Rojo, explica que: “Este proyecto también tiene como objetivo visibilizar su importancia, valorar la riqueza que nos entrega e incentivar su cuidado. Esta es una misión en conjunto en el que todas y todos vamos a involucrarnos para generar un compromiso y un trabajo en equipo que se espera perdure y traspase”.
Se espera que los resultados que se arrojen durante el tiempo de estudio sean utilizados para fortalecer la biodiversidad que habita en los humedales de la Región de O'Higgins, trabajar en la sanidad de los cuerpos de agua y tener la posibilidad de mejorarlos en todos los aspectos posibles.