Domingo, 19, May, 3:46 AM

Fuente: www.pichilemunews.cl - 01.03.2024
- Para no herir la delicada epidermis de quien escribió un nuevo artículo -sin conocer nuestra comuna, nuestras playas- nos limitaremos a transcribir solo el párrafo dedicado a nuestra comuna.

No es la primera vez que, por los efectos del poco rigor, de no investigar, de no consultar, tenemos un artículo en las redes sociales donde “nos cambian el color de la arena”.
Sabemos que existen personas y “personajes” que no pisan arenas negras, grises. Y aunque para estos pies tan delicados nuestra comuna también tiene arenas blancas, amarillentas, en las playitas que se forman a orillas del estero Nilahue: El Bronce, La Palmilla y otras menores y de más difícil acceso; el autor (o autora) lisa y llanamente no conoce Pichilemu. ¡No hay otra explicación!
Y como publicar todo el artículo, en cierto modo, se constituye en publicidad engañosa, solo publicamos el texto referido a nuestra comuna, a continuación:

Otro destino imperdible es Pichilemu, un encantador pueblo costero famoso por ser uno de los mejores spots de surf de Chile. Sus playas de arena blanca y aguas cristalinas son ideales para relajarse, tomar el sol y disfrutar de impresionantes puestas de sol. Además, Pichilemu cuenta con una vibrante escena cultural, con galerías de arte, tiendas de artesanías y una variada oferta gastronómica.

Ni siquiera mencionaremos la publicación y/o portal.
Y al brillante artículo póngale vaselina ….
Punto y fuera!

Fuente: www.pichilemunews.cl - 29.02.2024
- La popular Carrera de Garzones es -quizás- la única actividad que perdura de las antiguas actividades que eran fijas en el programa de la Semana Pichilemina, que por los años ’30 empezó a realizarse en cada verano -en la primera gestión de un total de tres- según nos declaró el ex alcalde Felipe Iturriaga Esquivel en conversación con La Tercera, el año 1977, meses antes que nos dejara.

En efecto, antenoche la actividad -como una de las últimas actividades de la Semana Pichilemina- concitó como suele suceder una gran cantidad de público veraneante y, por supuesto, también público local que llegó a apoyar a las trabajadoras y trabajadores -en estricto rigor: garzonas y garzones- de los distintos establecimientos, llámense restaurantes, hosterías, hoteles y otros establecimientos similares. Ello, para dar vida a la Carrera de Garzones, donde en sus últimos años está impulsado por el entusiasta dueño de los locales “Picá del negro 1 y 2”, el “ex hombre de mar” Domingo Orellana Cornejo, empresario gastronómico con más de 30 años en el rubro.

Carrera de Garzones
La carrera -como dijimos- es una de las más antiguas que forma parte del programa de la Semana. Muchos pichileminos dejaron estampado su nombre como los ganadores durante años, pero también muchos garzones que llegaron a trabajar, cada verano, de comunas aledañas, muchas veces se alzaron con los lugares de privilegio. Nombrar algún nombre sería injusto y, además, hay que incorporar a las féminas que -en los últimos años- han incursionado con tanto o más que los varones, dándole también laureles a sus respectivos establecimientos. Y que en esta versión se vio reflejado con una gran participación.

Resultados 2024
La actividad tuvo además -como término del verano- un espectáculo que incluyó el tributo a Thalía y Alex y el Clan Azabache.
En esta ocasión, se premió a diferentes restaurantes de Pichilemu que pertenecen al imaginario histórico de la comuna como son El Alero, Los Aviadores, Las Salinas de Cáhuil, Residencial Las Salinas, Residencial San Luis y al comerciante Marco Olivos, por su trayectoria. Además, se homenajeó a dos insignes garzones: Mario Valenzuela Cabrera y Luis Olivos Troncoso.

Senior Damas:
Primer lugar: Silvia Burga Cabrera - (Miramar)
Segundo lugar: Marcia Córdova Soto - (La Picá del Negro)
Tercer lugar: Jennifer Canales Aránguiz - (Entremar – Av. Costanera)

Senior Varones:
Primer lugar: Wilson Marqués Díaz - (Miramar)
Segundo lugar: Jonathan García Seminario - (Cávala)
Tercer lugar: Joaquín Grifol - (Los Piures)

Adulto Damas:
Primer lugar: Guissele Pérez González - (Donde Esaú)
Segundo lugar: Jessami Barriga Aguirre - (La Caleta)
Tercer lugar: Catalina Yévenes Piña - Restaurant (La Caleta)

Adulto Varones:
Primer lugar: Julio Medina Calderón - (Donde Esaú)
Segundo lugar: Francisco Gálvez Gálvez - (Entremar – Av. Costanera)

Felicitaciones a los primeros lugares de cada categoría, como también a los reconocimientos que se realizaron a establecimientos y personas por su trayectoria en el rubro.

Fotografías: Municipalidad de Pichilemu

Fuente: www.pichilemunews.cl – 26.02.2024
Fuente: www.pichilemunews.cl – 29.09.2020
Fuente: www.pichilemunews.cl – 12.05.2018

Pocos habitantes de Pichilemu quedan por ahí que recuerden al personaje popular pichilemino Eduardo Aránguiz, más conocido por el Lalo “Terremoto” que por allá en los años ’50 y ’60 se hizo tristemente famoso –dicen- por sus andanzas; pero de todo lo que se decía –mito o realidad- se nos quedaron un par de historias.
Y la que tenemos más presente y con más detalle es la que tiene que ver con las “Piedras del Lalo”.
No es precisamente un monumento hecho a su memoria, pero al sur de la playa La Caletilla, donde empiezan los roqueríos de Infiernillo, hay un par de piedras –las más alejadas de la orilla- que se conocen como las “Piedras del Lalo”.

¿Por qué? dirá usted lector (a).
Pues, porque fueron bautizadas en razón de que este personaje no se le ocurrió mejor idea que nadar hasta ese lugar, pese a la bravura permanente del mar. Y permanecer –dicen- unos cuantos días, hasta que los verdes uniformes de carabineros desaparecieron del sector.

¿Y a raíz de qué huyó a ese lugar?
La verdad, lo ignoramos, pero no creemos que haya sido tan grande la maldad del Lalo, caso contrario los uniformados habrían hecho un mayor esfuerzo en capturarlo para llevarlos a los calabozos de la Tenencia de esos tiempos.
De ahí que, esas rocas que fueron refugio por algunos días, mojado, con hambre y “con mucha sed”, permaneció hasta que pasó el peligro. Y ante su audacia, los pichileminos empezaron a denominar el lugar como las “Piedras del Lalo”. Muchos años después, cuando empezamos a desempeñar la Corresponsalía y nos acercábamos a las labores de los “hombres de mar” lo encontramos en labores de “pollero”. El nombre que le dan a quienes ayudan a los pescadores a tirar los botes, u otras labores relacionadas.

Nos veía cómo tomábamos algunas fotos y “cuidando la película” que nos proporcionaba La Tercera nunca tuvimos un real motivo como para tomarle una foto a él, pese a que tirando la talla nos instaba a que le retratáramos.

PEZ RARO
No fue hasta los primeros días de Mayo del ’79, cuando un día sábado nos encontramos en el sector de calle Pinto con Avenida Agustín Ross (en ese tiempo aún Av. La Marina). Venía saliendo de tomarse un “cañazo” y con un pescado colgando en una de sus manos. Nos vio y nos dijo: “Ahora lo quiero ver. Dígame si no hay motivo para que me tome una foto con este pescadito. Había visto alguna vez algo semejante …”.
Lo saludamos y le respondimos: “Claro que es raro, déjelo en el suelo para fotografiarlo” le dijimos en tono socarrona. Al tiempo que nos miró y junto con reírse nos tiró “ya déjese de …… y tómenos una foto. Este pescadito todavía está vivo, me lo pasó el Aquiles (Muñoz) para que lo saliera a vender. Fue lo único que sacó en el lance de esta mañana …”.
Después de tomarle la foto y guardar la cámara, pudimos verlo más detenidamente y nos llamaron la atención sus características: no tenía escamas, en su parte ventral tenía unas púas transparentes, aunque no eran puntiagudas, sino romas. Y varias aletas.
Nadie supo decir su nombre pues era primer ejemplar que se veía. Y algunos aventuraron a que era un pez guía de ballenas, ya que días antes habían divisado a la cuadra de Pichilemu a varios cetáceos desplazarse. Y –como no teníamos mayores datos- así lo dejamos reflejado en una notita que publicamos el 12 de mayo de 1979.
A la otra semana, cuando regresamos a Pichilemu vimos nuevamente al Lalo “Terremoto” sin pescado, sino con un ejemplar de La Tercera, orgulloso mostrando la edición donde salía junto al “pez guía”.
Fue la última vez que lo vimos. Se fue feliz ……

Fotografía: WSG/Archivo "pichilemunews".

Fuente: www.pichilemunews.cl - 28.02.2024
- Después de horas de la apoteósica actuación de Andrea Bocelli y sus invitados, anoche, en el escenario del Festival de Viña del Mar, con sorpresa y alegría vemos a un músico pichilemino -en la gran orquesta- ejecutando un clarinete muy especial, aunque puede ser un saxo …
- El nombre del instrumento es lo de menos, pues el orgullo de su entorno, horas después también nos “salpica”, a mucha honra.

Horas después de su actuación -que la oímos, no la vi- los noticieros de la TV y los programas especiales de los canales que están cubriendo el certamen musical. En realidad, muchas horas después vemos en nuestro móvil un video subido por este músico pichilemino -como otros- que desde años nos están dando alegrías y satisfacciones, cuando conocemos de sus diversas actuaciones.
En efecto, nos estamos refiriéndonos a Cristóbal González Ramírez -hijo del profesor Víctor Mauricio y de la profesora Oriana Ramírez- quien desde pequeño -como todos los retoños de las familias Becerra Vargas y/o González Becerra, que se han destacado -unos más, otros menos- en el oficio de músico o cantantes; siendo la folclorista y cantora Patricia Becerra una de las más destacadas en el ámbito del canto corralero.
Pues bien, Cristóbal -como decíamos- de muy pequeño se destacó ejecutando cuanto instrumento llegara a sus manos. Pianola, órgano, quena, clarinete; siendo este último en el que se afirmó y destacó en la Banda Instrumental Municipal de Pichilemu, desde que fuera creada exactamente en enero del 2000; una iniciativa que tras dos o tres veces presentada en el Concejo Municipal fue aprobada. La idea inicial, era que fuera la base de una futura Orquesta Sinfónica Infantil-Juvenil como las que estaban surgiendo e impulsadas a nivel gubernamental. Solo que en el caso pichilemino, no se formó con el apoyo oficial, sino a pulso y concursando a fondos concursables para adquirir instrumentos musicales.
Fuimos impulsores y fervientes defensores ante el ninguneo de algunas autoridades, que la “usaban” para relevar actos cívico-patrióticos; pero después de su actuación, eran ignorados por los organizadores de la fiesta. ¡Ni un sándwich, ni una bebida!, lo que pasó un par de veces …

No recuerdo si alguna de esas ocasiones las alcanzó a vivir Cristóbal, o sus padres ya habían emigrado por mejores expectativas laborales y por la educación de sus hijos, donde lueguito, Cristóbal pasó a formar parte de la Orquesta Sinfónica Infantil-Juvenil de Rancagua y, además, estudiar música en el Conservatorio de la Universidad de Chile.
Siempre en la música, paralelamente formó parte de grupos musicales -como Alevare y “Flor del Recuerdo”- y, aparte de ello, entremedio, tuvo contratado por la Orquesta Sinfónica de Concepción luego de ganar un concurso para ocupar una plaza. Y posteriormente, hasta ahora, integrante como uno de los clarinetistas de la Sinfónica de Chile.

¿Nos salpicó un poco el orgullo? Demás que sí, aparte que algo de sangre en común tenemos, pues somos primos segundos, al ser su padre primo hermano y, su abuelo Oscar, hermano de nuestra madre, la única sobreviviente de los González Becerra, de esa rama.
Y, por cierto, que felicitamos una vez más a Cristóbal. Quizás no era un sueño para él, pues en su trayectoria tiene muchos sueños y metas cumplidas; pero de alguna manera había que titular.
Antes de su presentación nada supimos (bueno, las compañías cual de toda más publicidad que efectividad en sus servicios), lo que seguramente impidió una comunicación con nuestro primo, quien siempre está anunciando las presentaciones de Cristóbal, pero esta vez no fue así. ¡Igual estás perdonado, primo!

Fotografías: Pantallazos Video Cristóbal GR

Fuente: Publimetro – 26.02.2024
- El campeón de la categoría masculina fue Nicolás Vargas, mientras que en la serie femenina, la ganadora fue Catalina Escobar.

Pichilemu, conocida como “la capital mundial del surf”, fue sede este fin de semana del broche de oro para la temporada veraniega. Ahí, específicamente en Punta de Lobos, se llevó a cabo la primera edición de la Riders Cup, donde dijeron presente los principales exponentes nacionales de este deporte.
Con cinco millones de pesos a repartir, el campeón masculino de la categoría Open Pro Invitacional fue Nicolás Vargas, seguido por Maximiliano Cross, mientras que en la serie femenina, la ganadora fue Catalina Escobar, escoltada por Jessica Pinto. Tomás Castillo se consagró en la Sub 20 y Araucaria Carreño lo hizo en la Sub 12.
Alrededor de 2.000 personas llegaron hasta la costa de la Región de O’Higgins para disfrutar de este nuevo evento para los fanáticos de las tablas, organizado por Marley Coffee, Vans y Billabong. La empresa fundada por el hijo de Bob, amante de esta disciplina, desarrolló varias acciones aledañas a la competencia.
En la misma playa se instaló un stand con experiencia VIP, con alimentos y bebidas gratis. También se realizaron juegos, concursos y sorteos con premios de la marca, se regaló merchandising, y hubo muestras de café y productos de la compañía con origen en Jamaica.
“Como Marley Coffee, nos enorgullece un montón poder seguir generando eventos de este tipo y aportar al desarrollo de este deporte, que tan ligado estuvo a la vida del legendario Bob Marley”, comentó Germán Hartard, Brand Manager Latam. “De la misma forma en la que apoyamos a distintas otras disciplinas, seguimos en nuestra cruzada por apoyar a los deportistas nacionales”, complementó.
A su vez, Vans reconstruyó el mítico Skatepark Punta Lobos, creado en el 2004 por representantes del surf local y luego arrasado en el 2010 por el tsunami. Entre sábado y domingo se estuvo trabajando arduamente junto a PlanRampa para entregar listo este lugar de práctica de skate y surfskate.
Carolina Ipinza, Brand Manager de Vans, aseguró que “como marca estamos comprometidos con el deporte, no sólo con auspicios, sino que también nos preocupamos de crear instancias competitivas y espacios para que más personas se desarrollen en los deportes de tabla, y acompañamos a quienes necesitan apoyo. Esta Riders Cup es un reflejo de lo que queremos: unir a grandes y chicos en un solo lugar a disfrutar de una misma pasión: el surf”.

Fotografías: Gentileza Nicolás Vargas y Catalina Escobar