Lunes, 17, Jun, 7:33 PM

Fuente: www.pichilemunews.cl – 05.06.2024
- Es una oportunidad para proyectarla sobre el “Paseo Peatonal” -de 12 metros de ancho- contemplado en el PRC vigente y que ningún alcalde -desde su aprobación, el 2005- no lo ha hecho respetar. Si hasta la casa habitación del exNotario está por delante. ¡Imagínense!
- Es más, en el ancho de 12 metros -que son terrenos de playa fiscales- se puede proyectar no solo la ciclovía -en el lado oriente- sino también una franja intermedia para correr y trotar, y una tercera franja -al poniente- exclusiva para caminar y observar el paisaje marino, como flora y avifauna.

La noticia que aparece en el Diario La Tercera, y que hemos replicado, es sin duda una ocasión para que las autoridades municipales, aprovechen esta instancia para proponer -en la instancia pertinente- que esa ciclovía se haga en el espacio proyectado para Paseo Peatonal en el actual Plano Regulador Comunal de Pichilemu, que, en ese aspecto está plenamente vigente desde el 2005 y, sin intervenir desde entonces.
Reproducimos un párrafo: “La idea, en concreto, es potenciar algunos proyectos ya en marcha y contratos viales vigentes. Por eso es que se comenzará con un primer piloto que consiste en el tramo de conexión entre Pichilemu y Cáhuil en la Región de O’Higgins, que tendrá una extensión de 12 kilómetros, pasando además por Punta de Lobos. Para los otros territorios, si bien está definida la región, el detalle fino aún no se ha liberado e incluso podrían aumentar”.
Construir la mencionada ciclovía en el actual camino pavimentado, en ese tramo -si bien es necesaria- le quitaría espacio al camino que -de por sí- es angosto para el flujo y/o tránsito vehicular que, permanentemente se congestiona, especialmente en los fines de semana largos y, con mayor razón en temporada estival.

Borde Costero
En cambio, aprovechándose el espacio del Paseo Peatonal -de 12 metros de ancho- se presenta sin duda a ocupar un espacio que no implica expropiar a privados, pues está en terrenos de playa. En otras palabras, de propiedad fiscal.
Así las cosas, el fisco no tiene que pagar en este proyecto por expropiaciones. Y, además, al construir de una vez -en el espacio del Paseo Peatonal proyectado- se eliminan todas las tuberías de aguas servidas que descargan al océano.
Son oportunidades únicas que -si las autoridades piensan con la cabeza- deben aprovechar y eliminar de paso contaminaciones que -para algunos- son aguas lluvias, cuando en la realidad son aguas servidas.

Sueño
Es más, aparte de lo señalado para la franja que considera la ciclovía (al lado oriente), hay espacio suficiente para considerar una franja intermedia para las personas que gustan correr o trotar (running) y, una tercera franja hacia el poniente exclusiva para caminar y observar el borde costero con asientos rústicos-cada una cantidad de metros- para que descansen las personas.
Todo ello cuidando a la flora autóctona en las dunas (docas, chochos) como asimismo, el hábitat de las aves marinas que suelen anidar en esas zonas costeras.
El medio ambiente se los agradecerá, la naturaleza más y la comunidad podrá degustar con más confianza los pescados y mariscos que se consumen.
Con ello, la mayoría gana: la naturaleza, el turismo con una atractiva ciclovía de 12 kilómetros entre Pichilemu y Cáhuil, puesta a disposición de todos, para gozar de un atrayente paisaje.
¿Hay más ventajas? Hay más ventajas y ese ejercicio se los dejamos a cada uno.

Fotografías: Archivos “Pichilemunews”.